SALUD Y DEPORTE

CÓMO EXPRIMIR EL SEGURO DE SALUD CUANDO TIENES HIJOS

La semana pasada fue la varicela, esta fue una infección de garganta y la próxima, quién sabe. Mi mujer y yo vivimos casados con un termómetro y un botecito de Apiretal. ¿Que no sabes qué es Apiretal? ¿El Dalsy tampoco te suena? Entonces, no tienes hijos y duermes a cuerpo de rey. Disfrútalo tú que puedes.

En mi caso, sueño con dormir ocho horas seguidas. Fantaseo con pernoctaciones en lugares lejanos adonde no llegan los gimoteos infantiles.  Con dos críos de cuatro años y diez meses, respectivamente, las noches toledanas se repiten periódicamente.

Con este déficit de sueño y la carga de trabajo que conlleva cuidar a los niños, necesito una asistencia sanitaria ágil. ¡Y un pediatra como si fuera de la familia! Todo eso lo tengo con mi seguro privado. Sin embargo, los padres desconocemos muchas coberturas que incluye nuestra póliza. ¡ No las usamos y las estamos pagando!

Por ejemplo, en el caso del seguro Mapfre de VENTAJON, cuenta con el ‘Programa del Niño Sano’. Esta prestación, hasta once años de edad, resulta muy útil porque incluye:

  •  Exploración neonatal y detección precoz de anomalías.
  •  Exámenes periódicos de salud para el control de la nutrición y el desarrollo psicofísico.
  • Vacunaciones de acuerdo con el Calendario Oficial.
  •  Registro de incidencias y enfermedades detectadas.
  •  Promoción y educación para la salud infantil.

Accede a un seguro médico de calidad desde 36 euros al mes

Además, si tienes una antigüedad determinada, este seguro incluye un sistema de detección precoz de la sordera en niños, con un programa que abarca la consulta y exploración, las otoemisiones acústicas y los potenciales evocados auditivos del tronco cerebral (son pruebas diagnósticas punteras).

Otra cobertura a la que tampoco prestamos mucha atención es el estudio biomecánico de la marcha. Parece muy compleja pero nos puede ayudar a corregir problemas del niño en el futuro. El estudio biomecánico de la marcha o pisada, consiste en el análisis del pie en posición estática y dinámica así como su relación con otras estructuras como la rodilla, la cadera o la columna.

Realizando un correcto estudio de la marcha podemos prevenir la aparición de lesiones musculares y osteoarticulares como los esguinces de repetición, metatarsalgias, fascitis plantares, espolones calcáneos, tendinitis, sobrecargas musculares, condropatías, basculaciones pélvicas, etc.

 

 

 

 

 

Author

cristina.raya@ventajon.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Cruceros para recordar siempre

13 noviembre, 2018