chequeos
SALUD Y DEPORTE

Chequeos médicos: la edad sí importa

Los chequeos médicos sobre nuestra salud siempre son importantes aunque, según se van cumpliendo años, la necesidad de un control más exhaustivo aumenta. Por ello la Organización Mundial de la Salud (OMS), propone un seguimiento progresivo en función de las diferentes franjas de edad.

Un chequeo cada cuatro años antes de cumplir los 40, cada dos hasta llegar a los 60, y uno al año después de esta edad. Aun así hay que tener en cuenta la situación individual de cada persona a la hora de plantear un chequeo médico.

Para mujeres

La revisión más frecuente en las mujeres, a partir del inicio de las relaciones sexuales, es la revisión ginecológica, que suele incluir una citología para prevenir el cáncer de cuello uterino.  Se repite cada uno o dos años, en función del seguimiento que indique el ginecólogo, y que dependerá de diversos factores, como los embarazos o la toma de anticonceptivos.

A partir de los 40 años, se recomienda añadir también a este chequeo médico una mamografía bienal, o bien anual cumplidos los 50. De esta manera, es más sencillo elaborar un diagnostico temprano de tumores. El embarazo conlleva sus propias pruebas prenatales, así como el posparto que requerirá los controles determinados por el especialista.

Por último, a partir de los 65 años, es conveniente revisar el estado de nuestros huesos mediante una densitometría ósea. Sobre todo, cuando se tienen antecedentes, para prevenir y tratar la osteoporosis antes de que se produzca alguna fractura.

Para hombres

Por lo general, a partir de 50 años, es recomendable concertar la primera cita con el urólogo para descartar cualquier posible enfermedad de la glándula prostática. Al igual que ocurre con el cáncer de mama, el cáncer de próstata tiene mucho mejor tratamiento si se diagnostica a tiempo.

Controlar el estado de nuestro corazón, niveles de azúcar, presión arterial y colesterol, es algo que nos afecta a todos, hombres y mujeres es fundamental. Incluso cuando vamos avanzando en edad, aunque los hombres tienen más riesgo de enfermedades cardíacas.

Además de los chequeos generales y específicos, no podemos olvidar la revisión dental anual para mantener nuestra dentadura sana, así como las revisiones de la vista y del oído que nos toquen en función de nuestras necesidades.

Prevenir y cuidarnos son la razón principal de los chequeos médicos. Algo que podemos reforzar en nuestro día a día siguiendo hábitos saludables como la práctica de actividades deportivas o una dieta rica en frutas, hortalizas y verduras.

Consulta las coberturas de nuestro Seguro de Salud VENTAJON y redescubre la importancia de cuidarte más y mejor.

Author

celia.martin@ventajon.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.